Cómo transformar tu solución en una herramienta de marketing digital

June 18, 2021

Hoy en día, un negocio/compañía/empresa o marca que no posea una página web está desactualizada, y corre el riesgo de quedarse estancada en el pasado, mientras las demás empresas continúan avanzando.

Con 3,2 billones de personas teniendo acceso diario a internet (Eso es aproximadamente el 51% de la población mundial), no tener una página web que te permita alcanzar a estos potenciales clientes, es un desperdicio de oportunidad.

Pero hoy no hablaremos de porque necesitas una solución web, ni cómo el desarrollo software es esencial para las empresas del futuro. Si quieres saber sobre esos temas, tenemos dos blogs al respecto que puedes leer aquí y aquí.

Hoy nos enfocaremos en cómo puedes utilizar tu solución web y convertirla en parte de tu herramienta de marketing digital de forma fácil. Si no posees una página web, pero quieres formar parte de las empresas que sí, ¡Contáctanos y déjanos ayudarte! Mientras tanto, comencemos.

La importancia de tener una página web

Hoy en día, cada 4 de 5 personas utilizan el internet para encontrar información que necesitan. Eso quiere decir que cada 4 de 5 personas utilizan Google para encontrar negocios que ofrezcan los servicios que ellos buscan.

Tener una página web te permite competir con las otras millones de compañías mundiales para aparecer en los resultados de búsqueda de esa persona que necesita TUS servicios.

Es por ello que las empresas invirtieron aproximadamente $65 billones tan solo durante el 2016 en SEO: Para poder aparecer de primera opción cuando un futuro cliente buscara por servicios que ellos ofrecieran.

Pero, como te darás cuenta, tener una página web y hacer que la misma aparezca en los resultados de Google son dos cosas totalmente distintas, y para que pase lo segundo, debes convertir a tu página web en tu principal estrategia de marketing.

SEO y marketing digital

SEO o Search Engine Optimization se trata de la optimización de contenido web para que el mismo sea aceptado por las máquinas de búsqueda como Google.

En otras palabras, el SEO se resume en el conjunto de acciones que se toman para mejorar el posicionamiento de una página web en un motor de búsqueda y alcanzar a muchas más personas.

Tenemos un artículo previo en el cual hablamos de cómo el SEO te está ayudando a encontrar las empresas/compañías que buscas, un blog que te recomendamos que leas antes de que continúes con este.

Ahora bien, manejar el SEO suena fácil a primera instancia, pero no lo es. Verás, adecuar tu página web al algoritmo de Google requiere de un trabajo constante y las herramientas correctas, de otra forma, no lograrás nada.

Se trata de transformar una página web para que el algoritmo de la máquina de búsqueda la reconozca y así suba de posición, generando más tráfico, aumentando la cantidad de visitas, mejorando la autoridad del sitio y así hasta aparecer de primera opción en los resultados de búsqueda.

Quizás te estés preguntando: ¿Cómo esto forma parte de mi estrategia de marketing? Fácil, al mejorar tu página web y optimizarla para SEO, comienzas a atraer más tráfico, lo que se traduce en potenciales clientes, a la vez que te posicionas más arriba en los resultados de Google, exponiendote a más potenciales clientes.

Transforma tu solución web en una herramienta de marketing digital en 4 pasos

1: Utiliza tu CMS al máximo

Tanto si tu página web fue desarrollada en Wordpress como en Drupal (o cualquier otro CMS como Joomla), estas plataformas poseen cientos de diferentes módulos y características que te permiten mejorar tu estrategia de SEO.

Desde tags para cada sección de tu página web, como meta-descripciones, hasta la definición de palabras claves para cada blog publicado, todas estas características te permiten incorporar a tu CMS como parte de tu estrategia para posicionar mejor en los buscadores como Google.

2: Define una estrategia de SEO

Ya esto lo hemos mencionado anteriormente, pero es bueno recordarlo. Si quieres convertir tu página web en una de las mejores herramientas de marketing, debes comenzar por plantear una estrategia correcta de SEO. Esto se hace a través de varios sub-pasos que incluyen pero no se limitan a:

  1. Evaluar el estado actual de tu página web (Ranking, cantidad de visitas diarias, cantidad de tráfico, etc) y determinar qué secciones deben ser mejoradas de forma inmediata.

  2. Determinar una meta numérica tanto para la posición que se desea alcanzar y la cantidad de tráfico deseada, así como colocar un deadline para dichas metas.

  3. Mantener un flujo de contenido constante desde el principio que se adapte a tu página web y al tipo de público que deseas atraer.

3: Invierte en herramientas de SEO necesarias

Hay dos herramientas de SEO indispensables para cualquier persona que quiere convertir su página web en su principal estrategia de marketing y son SEMrush y Google Analytics.

Estas dos herramientas, de formas distintas cada una, te ayudan no solo a determinar el estado actual de tu página web, definir tus palabras claves, organizar campañas y demás y monitorear las mismas, sino que además te permite ver las estrategias de tus competidores directos, observar por cuáles palabras están posicionando y adecuar TU plan al de ellos para alcanzar números similares.

Más importante aún, a través de estas herramientas puedes mantener un monitoreo constante en tu tráfico, número de visitantes, cantidad de palabras claves e incluso auditar tu sitio para mejorar páginas problemáticas.

4: Crea contenido de valor de forma constante

Una de las partes clave de manejar un sitio web como estrategia constante de marketing digital es crear contenido de valor constante. Ahora bien, esto no significa sacrificar calidad por cantidad, sino saber crear y publicar contenido de valor que se relacione con lo que tú público está buscando actualmente.

Por supuesto, esto dependerá el estudio previo que hayas realizado y la estrategia que hayas decidido crear, sin embargo, la calidad de tu contenido y la forma que la presentes será una parte esencial de tu estrategia de marketing.